do my essay uk
Deportes Tecnología

Las redes y la final del mundo

el
28 noviembre, 2018

Las redes sociales pueden ser una estupenda herramienta de comunicación o ponerse al servicio de la violencia. Es lo que, lamentablemente, ha ocurrido en la esperada final de la Copa Libertadores de América con el encuentro entre Boca Juniors y River Plate, en Argentina.

Como nos lo han mostrado los periódicos y el Internet, el autobús que transportaba a los jugadores del Boca Juniors para jugar la segunda y definitiva final en el estadio Monumental fue interceptado por un grupo de fanáticos del River Plate y sus ocupantes fueron agredidos. Los hinchas de River Plate, reunidos en las avenidas por las que el bus iba camino del estadio, impidieron su paso y con ello la realización de la final. Varios jugadores del Boca sufrieron lesiones y la Conmebol pospuso la llamada «final del mundo».

Los grupos de hinchas causantes de los disturbios han usado principalmente Facebook para organizarse y se han comunicado por WhatsApp, como ocurre hoy en día con la mayor parte de sucesos de esta índole. Ya se vio esta capacidad de convocatoria tecnológica en sucesos políticos como la Primavera Árabe, los levantamientos juveniles en Inglaterra hace más de cinco años o el Occupy Wall Street de hace unos años. Al igual que la velocidad de la comunicación tecnológica sirve para activar causas justas como éstas, puede usarse para convocar a los violentos.

Los hinchas de barras bravas argentinas pudieron provocar un desastre de mayores proporciones si se hubiese cobrado la vida de un espectador, un jugador o un dirigente. Por fortuna, en esta ocasión ello no ha ocurrido. Pero debemos estar conscientes que las redes, por su amplia disponibilidad y la rapidez con la que funcionan, son instrumentos que deben ser manejados con prudencia y, sobre todo, con valores y ética. Fanáticos y activistas deben aprender que el uso de la tecnología debe adecuarse a fines justos y no usarse para causas oscuras que atenten contra la sociedad.

El episodio del Boca-River debe movernos a la reflexión en torno a esas responsabilidades. En el campo de juego y fuera de él, la consigna es una: aprender a usar la tecnología para los mejores propósitos. He ahí uno de nuestros principales retos como sociedad.

¡Y todos esperamos por la Gran Final!

TAGS
POSTS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO